Problemas de funcionamiento comunes en Máquinas bordadoras

En este artículo hablaremos de algunos consejos para arreglar una máquina de bordar estropeada. También hablaremos de cuándo merece la pena reparar la máquina y cuándo es mejor comprar una nueva.

Hay gente en foros de Internet que dicen que las máquinas de bordar domésticas (la típica Brother de una sola aguja) no se pueden reparar. Esto es totalmente falso: Las máquinas domésticas se reparan con frecuencia, incluso si ya no están en garantía y la reparación no está cubierta por el fabricante.

No suele importar si un distribuidor trabaja solo una marca, como puede ser Brother o Bernina, pero también devuelven a la vida Singers antiguas, Elnas, así como otras marcas. Es posible que tu distribuidor pueda reparar tu máquina de bordar, aunque no sea de la marca que vende.

Las reparaciones más comunes en máquinas de bordar

Alojamiento de la canilla dañado

El tipo de avería más común, es bastante fácil romper el alojamiento de la canilla. Si giras la rueda hacia atrás en la máquina, la aguja puede golpear el alojamiento de la canilla y romperlo. Si esto ocurre, tendrás que cambiarla.

Por lo tanto, te recomendamos que no gires la rueda manual de tu máquina de bordar en sentido contrario!

Puerto USB roto

Otra reparación común es el puerto USB roto. Si eres demasiado agresivo empujando y sacando tu memoria USB, puedes romper el puerto.

Afortunadamente, esto es una reparación fácil. Todo lo que tienes que hacer es sustituir el puerto USB y estarás bordando otra vez.

Es una buena idea comprar un alargador USB. De esta forma, podrás conectar tu memoria USB sin tener que preocuparte de dañar el puerto.

Fuente de alimentación de máquina de bordar rota

Por desgracia, la rotura de la fuente de alimentación es un problema con el que muchos debemos de lidiar. No te preocupes, se puede arreglar, aunque no es la reparación más barata.

La fuente de alimentación se puede quemar si se produce una subida de tensión en la red eléctrica. Algunos seguros del hogar cubren este tipo de arreglos, incluso puedes reclamar a la compañía de luz.

Para evitar este tipo de problema, conecta siempre tu máquina de bordar a un protector contra sobretensiones antes de enchufarla. Siempre es una buena idea apagar la máquina de bordar cuando no la estés utilizando.

¿Cuánto cuesta reparar una máquina bordadora?

El coste de una reparación típica dependerá del tipo de máquina que tengas y de la gravedad del daño.

Por ejemplo, si necesitas cambiar el alojamiento de la canilla, suele costar menos de 100€ (unos 100 dólares). Pero si necesitas sustituir la fuente de alimentación, podría irse hasta los 400€ (unos 400 dólares).

Por lo general, el servicio y la reparación de las máquinas semi profesionales o profesionales son más caros que los de una sola aguja.

¿Merece la pena arreglar mi bordadora?

La respuesta obvia a esta pregunta es que si el coste de la reparación supera el coste de una máquina nueva, no vale la pena. Una placa base nueva puede costar unos 800€ (unos 800 dólares) dependiendo del modelo, por lo que puede ser mas conveniente adquirir una bordadora nueva.

Otra razón por la que puedes optar por reparar tu máquina de bordar (aunque sea caro en relación con el valor de la máquina) es que simplemente no puedes soportar desprenderte de ella 😉 por motivos sentimentales o porque no quieres empezar con un nuevo modelo, conociendo de sobra a tu máquina de toda la vida.

¿Puedo repararla yo mismo?

La respuesta rápida es no 🙁

Si tienes conocimientos de mecánica, puede que te sienta tentado a intentar reparar tu máquina ti mismo. Sin embargo, al no tener los conocimientos específicos en reparaciones, no es recomendable.

Las máquinas de bordar son máquinas complejas con componentes electrónicos delicados. A menos que sepas lo que estás haciendo, es mejor dejar las reparaciones a los profesionales. Los técnicos han tenido miles de horas de formación y experiencia trabajando con máquinas de bordar averiadas. Merece la pena contratar a un profesional.

De todos modos, probablemente no podrás conseguir las piezas que necesitas. Las empresas de máquinas de bordar no suelen vender piezas de repuesto a particulares, sólo a distribuidores autorizados.

Consejos para evitar la rotura de tu máquina

En primer lugar, utiliza siempre un protector contra sobretensiones. Es la mejor forma de proteger tu máquina de las subidas de tensión que pueden dañar los delicados componentes electrónicos.

En segundo lugar, ten cuidado con el puerto USB. Evita empujar y tirar del pendrive con demasiada fuerza, ya que esto puede dañar el puerto. Si te preocupa dañar el puerto, compra un alargador USB.

En tercer lugar, mantén limpia la máquina. Los hilos, las pelusas y el polvo en la máquina pueden impedir que ésta funcione correctamente.

Por último, sigue siempre las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento y cuidado de su máquina. Aceita la máquina con regularidad y llévala al servicio técnico cuando corresponda.

Muchos fabricantes recomiendan hacer una revisión cada 1.500 horas de uso. Si bien para usuarios particulares esto es mucho uso, ayudará a prevenir problemas y a alargar la vida de la bordadora.

Siguiendo estos sencillos consejos, puedes evitar muchos problemas comunes de las máquinas de bordar ¡Y ahorrarte mucho dinero!

Las marcas de bordadoras más fiables

Aunque tanto Brother como Bernina son máquinas excelentes y ofrecen un gran servicio postventa, cualquier marca de bordadoras reconocida (Elna, Happy, Singer) cumplen con unos estándares de fabricación muy altos. A menudo el secreto es llevar bien el mantenimiento y ser muy cuidadosos a la hora de su utilización.

Si la máquina tiene que funcionar muchas horas, es normal que ocurran desajustes. Si no ajustas su mecánica, probablemente derive en una avería, que será mucho más cara de reparar.

¡Comparte esto en tus redes sociales!