máquina de coser thomas saint

Historia de la máquina bordadora

En esta entrada del blog de bordados gratis, os voy a contar un poco máquina de coser thomas saintsobre este invento, mitad maquina de coser, mitad impresora, que utilizamos muchos por hobby, o bien los profesionales que se pasan
el día entero “peleándose” con ellas, y es que la primera vez que vi la mía me pareció un sistema muy intrincado y me asombró q
ue funcionase en un equipo doméstico.

 

El bordado manual.

El bordado según la fuente que consultes empezó en Roma, China, India, etc… Pero el proceso más rudimentario nació casi a la par que la propia vestimenta, no digo que un hominido llevara un cocodrilo dibujado, pero si que de manera ritual o armamentística podrían llevar trozos de cuero entrelazados en su ropa primitiva de piel.
Así pues, este arte manual fue evolucionando en distintas regiones del planeta a lo largo de la historia, perfeccionándose hasta el punto que encontramos autenticas obras de orfebrería.

neng castefa orfebreria

Muchos colores y aun mas tipos de tejidos se han empleado, combinándolo con trozos de tela incrustados, etc.

A máquina mucho mejor.

Como siempre los procesos automatizados por máquinas nos dejan en segundo plano, y la primera tentativa de la cual se tiene conocimiento, en el año 1755 es la de Charles Fredrick Wiesenthal, alemán de nacimiento e inglés de adopción, patentó la primera máquina de coser mecánica.

charles fredrick wiesenthal

En 1790, en Inglaterra, Thomas Saint, inventó una maquina con un mecanismo de puntada en cadena, pero la máquina nunca paso de ser un prototipo.

máquina de coser thomas saint

Pero la primera maquina que imitaba la manera tradicional de coser a mano, fue alumbrada por Barthélemy Thimonnier, reinventor de la maquina en el año 1829 en Francia.

 

Barthelemy Thimonnier

Tiempo después en 1832, un estadounidense, Walter Hunt, desarrollo la máquina de coser con los principios que utilizan hoy en dia las maquinas modernas, a grandes rasgos, su patente no fue estimada por abandono, ya que la invento mucho antes de intentar patentarla. Por cierto, unos tanto y otros tan poco! Este hombre inventó el imperdible, un genio.

Walter Hunt

No voy a hablar sobre las sucesivas mejoras, que por su puesto fueron múltiples y variadas, hasta la máquina de coser que conocemos hoy en día.

Bueno, eso en cuanto a las maquinas de coser tradicionales, pero lo que nos ocupa, la maquina de bordar, antes del abaratamiento de los ordenadores, cuando las computadoras eran caras, pesadas, complicadas y calientes maquinas, sin olvidar los ruidos; era una suerte de cinta con movimiento que perforaba la tela, con el problema de que un error en la ejecución malograría todo el trabajo, teniendo que empezar de nuevo y desechar la pieza, produciendo perdidas a la empresa y el encarecimiento del producto.

La máquina bordadora computarizada.

Wilcom creo el primer software gráfico para bordadoras, en el año 1980, ya corriendo en un ordenador personal de la época. Melco, por su parte, empezaría su industria con pesadas y caras maquinas para utilizar en industrias. Su software propietario dibujaba el bordado por coordenadas y eran diseñados a 6 veces el tamaño del patrón que se quería bordar. Esta empresa también diseño un sistema para hacer formas circulares a partir de puntadas. Hoy en día las damos por sentadas pero antes las cosas no eran tan fáciles…

Más tarde aparecerian Brother, Singer, Tajima, ofreciendo soluciones tanto en cabezales de bordado como software para la industria.

En 1990, popularizado el ordenador personal, asequible para la mayoría de hogares, aparecieron las primeras bordadoras domesticas. La producción en masa hizo que personas de a pie como un servidor haya podido permitirse una, de un cabezal pero que le vamos a hacer, hace su función.

El diseño también evolucionó, habiendo programas cada día mejores y más sencillos de usar, aunque, como ya sabemos, un buen acabado requiere un buen diseño.